Este blog está destinado especialmente a vosotros, mis alumnos y alumnas. Así pues, la idea nace con el propósito de introducir, de manera constante y permanente, las nuevas tecnologías en nuestra área y en nuestras vidas. Pero no sólo eso, el objetivo fundamental se centra en poder desarrollar la creatividad y la autonomía personal a la hora de aprender Lengua Castellana y Literatura. Para ello, os proporcionaré materiales y recursos variados para que investiguéis por vuestra cuenta y os sintáis protagonistas en vuestra propia educación. Mientras, sed felices.

miércoles, 18 de noviembre de 2015

EL RAPTO DE EUROPA


Cuando estos castigos de sus palabras y de su mente profana cobró el Atlantíada, dichas por Palas esas tierras abandona, e ingresa en el éter sacudiendo sus alas. Lo llama aparte a él su genitor y la causa sin confesar de su amor:  “Fiel ministro”, dice, “de las órdenes, mi nacido, mías, rechaza la demora y raudo con tu acostumbrada carrera desciende, y la tierra que a tu madre por la parte siniestra mira –sus nativos Sidónide por nombre le dicen–, a ella acude, y el que, lejos, de montana grama apacentarse, ganado real, ves, a los litorales torna.” Dijo, y expulsados al instante del monte los novillos, a los litorales ordenados acuden, donde la hija del gran rey jugar, de las vírgenes tirias acompañada, solía. No bien se avienen ni en una sola sede moran la majestad y el amor: del cetro la gravedad abandonada aquel padre y regidor de los dioses, cuya diestra de los trisulcos fuegos armada está, quien con un ademán sacude el orbe, se viste de la faz de un toro y mezclado con los novillos muge, y entre las tiernas hierbas hermoso deambula. Cierto que su color el de la nieve es, que ni las plantas de duro pie han hollado ni ha disuelto el acuático austro. En su cuello toros sobresalen, por sus brazos las papadas penden; sus cuernos pequeños, ciertamente, pero cuales contender podrías que hechos a mano, y más perlúcidos que pura una gema. Ninguna amenaza en su frente, ni formidable su luz: paz su rostro tiene. Se admira de Agenor la nacida porque tan hermoso, porque combate ninguno amenace, pero aunque tuvo miedo de tocarlo, manso, a lo primero, pronto se acerca y flores a su cándida boca le extiende. Se goza el amante, y mientras llegue el esperado placer, besos da a sus manos; apenas ya, apenas el resto difiere, y ahora al lado juega y salta en la verde hierba, ahora su costado níveo en las bermejas arenas depone. Y poco a poco, el miedo quitado, ora sus pechos le presta para que con su virgínea mano lo palme, ora los cuernos, para que guirnaldas los impidan nuevas. Se atrevió también la regia virgen, ignorante de a quién montaba, en la espalda sentarse del toro: cuando el dios, de la tierra y del seco litoral, insensiblemente, las falsas plantas de sus pies a lo primero pone en las ondas; de allí se va más lejos, y por las superficies de mitad del ponto se lleva su botín. Se asusta ella y, arrancada a su litoral abandonado, vuelve a él sus ojos, y con la diestra un cuerno tiene, la otra al dorso impuesta está; trémulas ondulan con la brisa sus ropas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si vas a realizar un comentario, recuerda que debes escribir correctamente.