Este blog está destinado especialmente a vosotros, mis alumnos y alumnas. Así pues, la idea nace con el propósito de introducir, de manera constante y permanente, las nuevas tecnologías en nuestra área y en nuestras vidas. Pero no sólo eso, el objetivo fundamental se centra en poder desarrollar la creatividad y la autonomía personal a la hora de aprender Lengua Castellana y Literatura. Para ello, os proporcionaré materiales y recursos variados para que investiguéis por vuestra cuenta y os sintáis protagonistas en vuestra propia educación. Mientras, sed felices.

miércoles, 1 de febrero de 2017

CUESTIÓN DE ACTITUD.



1) Explica con tus palabras qué ha sucedido en el cortometraje. 
2) ¿Con qué adjetivos describirías la actitud del chico? 
3) ¿Con qué adjetivos describirías la actitud de la chica? 
4) Escribe cinco sustantivos que hayas observado en el corto. 
5) Escribe tres acciones (verbos) que hayan realizado los personajes.
6) Continúa la historia escribiendo un final que contenga al menos diez renglones. 

martes, 31 de enero de 2017

Soneto CCCXXVII del Cancionero de Petrarca



La sombra y fresco olor que el aura mece

del laurel dulce, y su florida muda,
luz y reposo de mi vida cruda,
llevó quien todo el mundo desvanece.

Como el sol, si su hermana lo ensombrece,
así mi luz de toda luz desnuda,
a Muerte pido contra Muerte ayuda;
que Amor tal pensamiento en mí guarnece.

Dormido has, bella mía, un breve sueño;
ahora estás despierta entre elegidos,
donde en su Autor el alma al fin se interna;

y, si en mis rimas cosa alguna empeño,
será, entre los más nobles entendidos,
del nombre tuyo hacer memoria eterna.



1) Explica el sentido del texto. 
2) Indica el tema. 
3) Explica los recursos estilísticos que aparecen.
4) Justifica la influencia del neoplatonismo en el poema. 
5) Justifica a qué parte del Cancionero pertenece el poema. 

miércoles, 25 de enero de 2017

INFIERNO, CANTO III


«Antes de mí, no fue cosa creada
sino lo eterno, y duro eternamente.
Dejad, los que aquí entráis, toda esperanza».

Estas palabras de color oscuro
vi escritas en lo alto de una puerta; 
y yo: «Maestro, es grave su sentido». 

Y, cual persona cauta, él me repuso: 
«Debes aquí dejar todo recelo;
debes dar muerte aquí a tu cobardía.

Hemos llegado al sitio que te he dicho
en que verás las gentes doloridas,
que perdieron el bien del intelecto».

Luego tomó mi mano con la suya
con gesto alegre, que me confortó,
y en las cosas secretas me introdujo.

Allí suspiros, llantos y altos ayes
resonaban al aire sin estrellas,
y yo me eché a llorar al escucharlo.

Diversas lenguas, hórridas blasfemias,
palabras de dolor, acentos de ira, 
roncos gritos al son de manotazos, 

un tumulto formaban, el cual gira
siempre en el aire eternamente oscuro,
como arena al soplar el torbellino. […] 

Y he aquí que viene en bote hacia nosotros
un viejo cano de cabello antiguo,
gritando: «Ay de vosotras, almas pravas,

no esperéis nunca contemplar el cielo;
vengo a llevaros hasta la otra orilla,
a la eterna tiniebla, al hielo, al fuego».

Blasfemaban de Dios y de sus padres,
del hombre, el sitio, el tiempo y la simiente
que lo sembrara, y de su nacimiento.

Luego se recogieron todas juntas,
llorando fuerte en la orilla malvada
que aguarda a todos los que a Dios no temen.

Carón, demonio, con ojos de fuego, 
llamándolos a todos recogía;
da con el remo si alguno se atrasa.

Como en otoño se vuelan las hojas 
unas tras otras, hasta que la rama
ve ya en la tierra todos sus despojos,

de ese modo, de Adán las malas siembras
se arrojan de la orilla de una en una,
a la señal, cual pájaro al reclamo. 

Así se fueron por el agua oscura
y aún antes de que hubieran descendido
ya un nuevo grupo se había formado.


Dante Alighieri 

Divina comedia, Cátedra